Dieta para hombres

Tanto la apariencia como la salud de cada hombre dependen de muchos factores, el más importante de ellos es la forma de alimentarse. Desafortunadamente, la mayoría de los varones no tiene nada que ver con los principios de la alimentación saludable y sigue con sus hábitos culinarios no saludables. Esto se puede ver casi inmediatamente en un vientre gordo y lleno de grasa, en vez de tener una barriga musculosa. Por ahora no vale la pena mencionar los demás resultados de seguir una estilo de vida malsano. Antes de unirnos al numeroso grupo de hombres con michelines, vale la pena saber qué dietas se recomiendan para los hombres. Si seguimos ciertas reglas, seguramente podremos evitar el sobrepeso o la obesidad y todas las enfermedades que los acompañan.

¿Cómo la comida inapropiada destruye la salud masculina?

Al ver lo que come la mayoría de los hombres, podemos volvernos locos. No se puede negar que la típica dieta masculina está dominada por la comida basura, la comida rápida llena de sustancias nocivas e insalubres, las grasas trans o un montón de sal y azúcar. Los hombres tampoco rechazan comer grandes cantidades de carne, especialmente cerdo frito que es de difícil digestión, y el número de vegetarianos o veganos es mucho menor que en el caso de las mujeres. Si a todo eso se añaden los estimulantes, que son principalmente el alcohol y el estilo de vida sedentario e inactivo, el resultado es una mezcla peligrosa, cuyo consumo tiene un impacto negativo no solo en el aumento de peso, sino también en el desarrollo de numerosas enfermedades molestas. Si no nos importa lo que comemos, es probable que con el tiempo suframos de:

  • enfermedades del sistema cardiovascular, especialmente el corazón, su elemento más importante, que se producen en más del 40 por ciento de las personas obesas. Las enfermedades que pueden ocurrir incluyen la cardiopatía isquémica que a veces conduce directamente al infarto, la enfermedad coronaria, la ateroesclerosis, la hipertensión, más a menudo causada por la sobreproducción de insulina. A menudo nos enfrentamos a varias enfermedades a la vez, lo que ya es una grave amenaza para la vida;
  • un aumento muy fuerte del colesterol en la sangre, especialmente su variedad “mala” LDL, que es una de las causas de las enfermedades mencionadas anteriormente, y además de esto, da lugar a una creciente obesidad abdominal. El exceso de colesterol también afecta a la aparición de molestias en la vesícula biliar, incluso a la formación de cálculos biliares, que a menudo requieren una intervención quirúrgica;
  • enfermedades metabólicas, en el caso de un aumento excesivo de peso, lo más frecuente es la diabetes tipo II. La principal causa de su desarrollo es la obesidad abdominal, cuando se acumula demasiado tejido graso en la cavidad abdominal, haciendo al cuerpo resistente a la insulina;
  • desequilibrio hormonal en el cuerpo, que a su vez puede causar problemas en la secreción de los niveles normales de testosterona. Esta es la hormona masculina más importante, responsable, entre otras cosas, de detener la alopecia acelerada y mantener la plena eficacia sexual, así como la potencia sin perturbaciones y la capacidad de lograr una erección normal;
  • esteatosis hepática, que en caso de una mayor negligencia conduce a la cirrosis, así como al cáncer, especialmente el intestinal y el de estómago;
  • enfermedades del aparato locomotor, especialmente la artritis que adecta a las articulaciones expuestas a una fuerte y constante tensión. El peso corporal excesivo también amenaza la columna vertebral y a menudo provoca una discopatía o una hernia espinal, enfermedades que a veces requieren un tratamiento neuroquirúrgico a largo plazo, pero también después de su finalización, deja discapacidades físicas permanentes;
  • problemas mentales resultantes de la insatisfacción con su apariencia. La obesidad, causada por no seguir la dieta recomendada para los hombres, es un camino directo hacia la baja autoestima y la disminución de la sensación de autoestima. Esto termina en una vida de estrés constante y en muchos casos de depresión severa;
  • dificultades respiratorias que llevan al desarrollo de enfermedades pulmonares y respiratorias, que tienen un impacto en el corazón y el sistema circulatorio.

Dieta para hombres – ¿qué productos debería incluir?

Una dieta para hombres correctamente compuesta aporta numerosos beneficios para la salud que no pueden ser subestimados bajo ninguna circunstancia. Si no creéis en cómo afecta no solo al mantenimiento del peso correcto, sino también a su salud en general, hablad con un dietista o médico que os confirme todas las dudas. Somos lo que comemos es un dicho muy conocido, y es por eso que todos los alimentos y productos dañinos mencionados anteriormente deben ser eliminados de la dieta. No es cierto que sin ellos sea imposible componer un menú sabroso y atractivo, que satisfaga incluso los más sublimes gustos culinarios. Para estar sano, delgado y en forma hasta la vejez, hay que comer:

  • verduras, una de las dos fuentes más ricas en todos los nutrientes necesarios, sin los cuales no se puede mantener la salud y la figura atlética y muscular, el sueño de cada hombre. Las verduras se caracterizan no solo por su composición llena de vitaminas o minerales, sino también por su bajo contenido en calorías, lo que permite comer muchas de ellas, satisfaciendo plenamente el hambre sin riesgo de aumento simultáneo de peso. También vale la pena apreciar el contenido de fibra dietética, necesaria para una digestión adecuada y ayudar a controlar completamente la sensación de apetito. Las verduras como la raíz de apio, los espárragos e incluso los tomates están especialmente recomendados para los hombres, ya que tienen un efecto beneficioso para aumentar la libido. El apio contiene arginina que aumenta la secreción de óxido nítrico necesaria para dilatar los vasos sanguíneos y obtener una erección fuerte y duradera. El espárrago proporciona fitoestrógenos y ácido fólico para mejorar el suministro de sangre a las zonas íntimas, y el tomate es una fuente de ácido ascórbico, es decir, de vitamina C, que protege el cuerpo contra los efectos negativos de los radicales libres;
  • frutas, que también tienen vitaminas de prácticamente todos los grupos, A, B, C, E, D o K y numerosos minerales. Se las recomiendan en cualquier dieta masculina saludable, pero no siempre se pueden comer tanto como las verduras. Muchas frutas tienen un alto índice glucémico, algunas también contienen grandes cantidades de azúcar, lo que puede causar aumento de peso. Todo hombre debería comer plátanos regularmente, no solo para mejorar la digestión, sino también la erección gracias a la bromelina, que también regula la presión sanguínea. La dieta debe incluir también frutas de granada, que tienen fitoestrógenos, sandía, que contiene licopenos que protegen contra el cáncer de próstata, pomelos que regulan la digestión y previenen las úlceras de estómago. También merece la pena tomar melocotones, gracias a la luteína que protege nuestra vista y a la grosella negra o el arándano, que a su vez se encargan del estado de los riñones y el sistema urinario;
  • productos de cereales de grano entero, sin duda vale la pena sustituir el pan blanco de trigo que se consumía antes. Esto afectará inmediatamente al sistema digestivo, por lo que la dieta debe incluir pan negro con granos de cereales, pasta integral, arroz integral, salvado, copos de avena y trigo sarraceno que aportan carbohidratos y fibra;
  • grasas llenas de ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, como el aceite de coco, obviamente el más saludable sin refinar;
  • leche y los productos elaborados con ella, pero solo magros, para que podamos contar con la dosis adecuada de vitaminas y proteínas para preservar los huesos y articulaciones fuertes, reducir el riesgo de fracturas o degeneración;
  • beber a diario, y por el bien de la salud, vale la pena renunciar al café negro, al té negro y a los refrescos que contienen el dañino jarabe de glucosa y fructosa. Definitivamente debe evitarse, ya que los estudios han demostrado inequívocamente que es una amenaza seria, convirtiéndose en la causa de la diabetes de tipo II, los trastornos del equilibrio lipídico del cuerpo y las enfermedades cardíacas, incluida la hipertensión. Por lo tanto, es mejor beber té verde, aunque también en pequeñas cantidades e infusiones de hierbas saludables hechas, por ejemplo, de ilex paraguariensis o yerba mate. También es mejor dejar de tomar el alcohol o al menos limitarlo a un vaso ocasional de vino tinto, por supuesto solo uno seco;
  • hierbas y especias, especialmente las que regulan la digestión y el metabolismo. Los hombres no pueden prescindir de una dieta debidamente equilibrada porque no solo les interesa mantener una figura delgada, sino también la potencia. Además de las especias típicas como la pimienta, la albahaca, el orégano, el levístico, el chile, el eneldo y la mejorana, interesémonos también por las hierbas exóticas, valoradas y comúnmente utilizadas en muchas culturas del mundo. Entre ellas se encuentran el tribulus terrestris, que aumenta los niveles de testosterona en la sangre, el ginkgo biloba que aumenta la síntesis de óxido nítrico, el regaliz, que alivia los síntomas del estrés y la regulación del metabolismo, la raíz de maca, que mejora el estado de ánimo, tiene efecto beneficioso sobre el sistema hormonal del cuerpo y el aumento de su resistencia.

Dieta para hombres – otros principios de nutrición que vale la pena seguir

Cada uno elegirá los ingredientes individuales de su dieta a lo largo del tiempo, y si tenemos un problema con esto, siempre podemos buscar el consejo de un especialista en nutrición sana. Sin embargo, debemos recordar que no solo los productos que comemos son importantes para seguir otras reglas igualmente importantes. Estas permiten evitar un posible sobrepeso, manteniendo intactos todos los demás aspectos de la salud, lo que definitivamente vale la pena apoyar con una dosis diaria apropiada de actividad física. Hacer deporte es igualmente importante que un cambio radical, aunque necesario, de hábitos alimenticios en los hombres independientemente de su edad. Esto debe tenerse en cuenta, sobre todo, por los hombres que llevan un estilo de vida sedentario, privados de ejercicio tanto en el trabajo como durante el tiempo libre, cuando vuelven a casa y se sientan frente a un ordenador o un televisor. La actividad física, especialmente al aire libre, también reduce el riesgo de muchas enfermedades que se presentan, y todo lo que hay que hacer es seguir los siguientes consejos de los especialistas:

1. Tomar unas comidas al día con un horario fijo

Un grave error nutricional, que no solo cometen los hombres, es limitarse a una o dos comidas como máximo al día. Esto suele dar lugar a muchos trastornos digestivos, y los trastornos del metabolismo causan más complicaciones metabólicas, especialmente la quema ineficiente de grasas. Los dietistas profesionales y los médicos recomiendan comer 4 o 5 comidas pequeñas al día y mantener los mismos intervalos entre ellas. Gracias a esto, sentimos constantemente la saciedad y no buscamos tentempiés poco saludables y que engordan, tenemos siempre un apetito plenamente satisfecho, y antes de que tengamos hambre ya llega la hora de otra comida. Si la sensación de hambre es demasiado fuerte y difícil de soportar, entonces las patatas fritas o los pasteles pueden ser sustituidos por verduras cortadas en bastones, y el hecho de picar zanahorias afectará positivamente a todo nuestro cuerpo.

2. Cuidar la variedad y la diversidad de comidas

Nada es más aburrido que la monotonía de las comidas, que consisten en unos pocos platos servidos en diferente orden. La dieta recomendada para hombres no tiene por qué ser aburrida y con un poco de imaginación seguramente podrás componer de la lista de los productos mencionados anteriormente el menú que te interesa. Sin embargo, recordemos que hay que equilibrar bien cada comida, asegurar las dosis adecuadas de nutrientes y cuidar la baja caloría, gracias a la cual seguramente no aumentaremos de peso.

3. Elaborar una dieta adaptada al tipo de trabajo y el estilo de vida que llevamos

Este es uno de los elementos más importantes de la dieta recomendada para hombres. Los que trabajan duro físicamente necesitan otras comidas que la persona que trabaja en la oficina, que, por cierto, tiene que tener más cuidado de no engordar. En el primer caso, el cuerpo demandará grandes cantidades de proteínas y grasas que le den la fuerza y la resistencia necesarias, mientras que en el segundo caso, los carbohidratos que permitan un esfuerzo mental más intenso y otros ingredientes que mejoren la memoria y la concentración serán más importantes.

4. Beber grandes cantidades de líquidos, especialmente agua

Además de beber variedades saludables de té, no solo verde, sino también rojo, es igualmente importante que un hombre incluya en su dieta grandes cantidades de agua sin gas, preferentemente mineral. Debemos recordar que el agua consistuye entre 60 y 70 por ciento del peso corporal total y tiene una función extremadamente importante en él. Su tarea más importante es ayudar a transportar los nutrientes a todas las células y limpiar el cuerpo de las toxinas restantes y otros productos metabólicos perjudiciales.